Entrevista

No habías presentado Constelaciones en Capital Federal. ¿Estabas esperando la posibilidad de hacerlo en el Luna Park?

Por el hecho de ser independiente, uno está encima no sólo de la música, sino también de la producción. Así que más o menos sabe cómo se va a ir desarrollando su carrera. Ya habíamos hecho ocho Gran Rex, y estábamos con disco nuevo. Entonces, desde principios de año, la idea del Luna Park ya rondaba por mi cabeza. Me pone contento y me da mucho orgullo llegar a ese lugar, porque hay montones de discos en vivo grabados ahí. Es un lugar que tiene mucha energía.

Además, llegás con una música que no es la que suena siempre en las radios.

Soy bastante vasco y cabeza dura en ese sentido. Hago lo mío porque me gusta. Está bueno que lleguen premios, reconocimientos y la posibilidad de tocar en lugares importantes, pero creo que el 80 por ciento de lo que conseguí fue gracias al placer que me da tocar. Soy un melómano, también. Me gusta escuchar música nueva todo el tiempo. Cuando hago mis canciones, nunca pienso en el potencial comercial ni en si podrían sonar en la radio. Las hago, y por suerte tengo un público muy fiel y muy cálido. Cada vez que invito a un colega a cantar conmigo en un show, se queda maravillado con la gente que me va a ver.